•  Y llegaron a Elim, donde habíaDoce fuentes de aguas, y setenta palmeras;y acamparon allí junto a las aguas.

    Y llegaron a Elim, donde había
    Doce fuentes de aguas, y setenta palmeras;
    y acamparon allí junto a las aguas.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

dr rafael ismael

Dr. Rafael Ismael Paz Sabillón
Pastor General Misión Cristiana Elim

Palabras de Vida

El enfoque que cada quien tenga de la vida, puede depender de la clase de semilla que haya sembrado o le hayan sembrado.

Las respuestas postreras después de la siembra, no siempre son fáciles de expresar, no hay una sola y simple solución a los graves problemas de la vida; o si la hay, ¡yo no lo he descubierto todavía! la vida no es fácil y nunca lo ha sido.

Mucha gente buena cae víctima de otra gente muy mala, personas que han tratado de vivir bien y hacer agradable la vida a otros, inclusive han trabajado para hacerles la vida agradable, pero a veces se ven forzados a dejar y abandonarlo todo pensando que nada vale la pena; otros son capaces de soportar los embates de la vida, pero otros ruedan por el suelo y sucumben bajo el peso de la desgracia por lo que se amargan y son derrotados, mientras otros conscientes de sus calamidades con una sonrisa de triunfo aunque muy lastimados y heridos se muestran victoriosos.

Leer Más

Eventos

  • Retiro Nacional de Damas

    Retiro Nacional de Damas

    31 Enero, 2020
  • Retiro Nacional de Damas

    Retiro Nacional de Damas

    1 Febrero, 2020
  • Retiro Nacional de Damas

    Retiro Nacional de Damas

    2 Febrero, 2020
  • Santa Cena

    Santa Cena

    2 Febrero, 2020
  • 1

 

Horarios de Culto

horario martes       horario viernes       horario jueves

horario viernes       horario domingo 9

En que Creemos

La siguiente es una declaración y confesión de fe de las doctrinas fundamentales que sostenemos en nuestra Misión:

Las Sagradas Escrituras (La Biblia)

Sostenemos doctrinalmente que "toda la Escritura, la Biblia es inspirada por Dios (2 Timoteo 3:16). Esto significa que los escritores de cada manuscrito original, fueron "inspirados por el Espíritu Santo" (2 Pedro 1:21) por lo cual es infalible, inmutable y permanece para siempre. (I Pedro 1:25). Sostenemos que la Biblia centra su mensaje en Jesucristo, en su persona y obra, en sus manifestaciones pasadas y futuras en relación a su Cuerpo, la Iglesia, por lo que también sostenemos que la Palabra fue designada para nuestra instrucción práctica hasta alcanzar la plenitud de Cristo mismo. (2 Timoteo 3:16).


Dios

Confesamos que hay un solo Dios verdadero y viviente, el Creador, Redentor, Sustentador y Gobernador de todas las cosas. Él es infinito, eterno, inmutable y se ha revelado y manifestado a nosotros como Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

El Padre: Como Dios Padre manifestó su plan salvador a través de su amor y misericordia a favor del Ser humano, para ofrecer por medio de la fe en Jesucristo salvación y vida eterna y el Espíritu de adopción por el cual todo creyente se convierte en su hijo y puede clamar Abba Padre (Romanos 8:14-15; 1 Corintios 8:6; Efesios 4:6).
El Hijo: siendo Dios mismo, se hizo hombre sin perder su esencia divina y habiendo sido concebido del Espíritu Santo, nació encarnando como Jesucristo hombre, (Mat. 1:18, 1T 3:16) a fin de poder revelar a Dios y redimir al hombre del pecado a través del sacrificio en la cruz, para satisfacer el justo juicio de Dios Padre contra la humanidad para librar de condenación a los que creen en él. (Juan 1:1, 2, 14, 18, Romanos 3:24-26) De igual manera con su resurrección al vencer la muerte, ascendió a la diestra del Padre donde intercede a favor de aquellos que confían en Él (Romanos 8:34; Hebreos 7:25).
Espiritu Santo: Siendo Dios mismo, se manifestó después de la ascensión de Jesucristo convenciendo al mundo de pecado, de justicia y de juicio, para que el ser humano proceda al arrepentimiento. (Juan 16:7-11) Bautiza al creyente incorporándolo a la única y verdadera Iglesia, la cual es el Cuerpo de Cristo; (1Cor.12:13) mora en el creyente permanentemente, (Romanos 8:11) y es el sello del creyente para el día final de la redención. (Efesios 1:13-14) Le confiere dones espirituales y manifiesta frutos espirituales en aquellos que se entregan a Él. (I Corintios 12; Gálatas 5:22-23) Todo creyente es llamado a una vida en santificación del Espíritu Santo, a fin de que por su guía no satisfaga la concupiscencia de la carne sino que lleve fruto para la gloria de Dios. (Efesios 5:15-20). Dios manifestó su amor y su gracia en las edades eternas estableciendo como Dios-Padre un plan a favor de la humanidad, dicho plan fue cumplido por Dios- Hijo, y aplicado en el ser humano por Dios-Espíritu Santo, entendiendo que este misterio ha sido revelado en la Iglesia de Cristo.


La Humanidad

El ser humano fue creado a la imagen de Dios, y a través de la desobediencia en el Huerto cayó en pecado produciendo la muerte espiritual a toda la humanidad, por lo que cada ser humano necesita el nuevo nacimiento a través de la fe en Jesucristo y la obra del Espíritu Santo para reconciliarse con Dios y entrar al Reino de los cielos. (Génesis 1:26-27; Juan 3:3; Romanos 3:10, 23).


La Obra Salvadora de Cristo

Confesamos doctrinalmente que Jesucristo derramó su sangre para la remisión de nuestros pecados, regenerándonos justificándonos por fe, librándonos así de la maldición del pecado. (Romanos 3:25, Efesios 2:1-10)


La Vida Eterna

Confesamos doctrinalmente que la Vida Eterna se recibe por medio de la fe en Jesucristo y que ésta condición nos libra de la muerte eterna entendida desde las Sagradas Escrituras como el Lago de Fuego o la muerte segunda. Esto finalmente se manifestará cuando se abra el Libro de  la Vida y el Libro de las Obras y toda la humanidad sea juzgada según lo que esté escrito en ellos. (Apocalipsis 20:11-15)


Arrenpentimiento y Conversión

Confesamos doctrinalmente que el ser humano una vez convencido por el Espíritu Santo de pecado, justicia y juicio necesita tomar la decisión de arrepentirse de sus pecados y confesar a Jesucristo como el Señor declarando que Dios le levantó de los muertos, para que se opere una conversión genuina y le sean aplicados todos los beneficios de la redención eterna en Jesucristo. (Hechos 3:19; Romanos 10:9-10)


Bautismos

Confesamos doctrinalmente que el ser humano una vez que cree en Cristo Jesús necesita la experiencia del Bautismo en Agua para cumplir la ordenanza del Señor. Dicho bautismo debe hacerse sumergiendo al convertido totalmente en agua en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. (Marcos 16:16-16; Mateo 28:19-20) Igualmente sostenemos que el creyente debe procurar con diligencia ser bautizado con el Espíritu Santo como una experiencia sobrenatural la cual se manifiesta con el hablar en otras lenguas y una llenura espiritual, experiencia que no debe ser fingida ni forzada ya que el Espíritu Santo reparte como él quiere. Recordando que ambos bautismos deben marcar un comienzo de una nueva conciencia y una vida devocional entregada plenamente al Señor. (Hechos 1:5, 2:1-4, 8:17, 10:44-46)


La Iglesia

Confesamos doctrinalmente que todo creyente bautizado en agua entra a formar parte de la Iglesia que es declarada en las Escrituras como columna y baluarte de la verdad. Cristo mismo es su edificador. La Iglesia es el Cuerpo de Cristo, y está siendo preparada para ser presentada delante de Cristo sin mancha ni contaminación ni nada semejante, sino como una virgen pura, ya que el Señor prometió venir a tomarla de esta tierra, evento profético para el cual todo creyente se prepara buscando la santidad sin la cual nadie verá al Señor. (Mateo 16: 18; I Timoteo 3:15; I Tesalonicenses 4:13-18; Efesios 5:23-27)


Los Ministerios

Reconocemos bíblicamente la constitución de 5 ministerios colaboradores y funcionales dentro de la Iglesia: apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros. Estos son constituidos por Cristo con el fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, y para la edificación del Cuerpo de Cristo; por lo que reconocemos que el trabajo ministerial que estos realizan solo es una colaboración con el edificador y único ministerio, el cual es el dispensador y administrador de la nueva economía: Jesucristo. (Efesios 4:11-12; I Corintios 3:5-7)


Escatología

Confesamos doctrinalmente los eventos que están por cumplirse en el orden siguiente: El arrebatamiento de la Iglesia (I Tesalonicenses 4:13-18), Inmediatamente después comenzará el periodo tribulacionario, que se divide en dos partes de tres años y La gran tribulación, la cual tendrá una duración de 7 años (Daniel 9:27; Mateo 24:21); al fin de estos 7 años aparecerá la señal en el cielo del Hijo del Hombre en su Segunda Venida (Hebreos 9:28; Apocalipsis 19:11-21); Una vez que el Señor establezca su trono y sujete a sus enemigos bajo las plantas de sus pies, establecerá su Reino Milenial (Apocalipsis 20:1-10); al cabo de los mil años Satanás saldrá a engañar a las naciones y Dios establecerá el juicio del Gran trono Blanco (Apocalipsis 20:11-15), para finalizar con la instauración del Reino Eterno. (I Corintios 15:24-28)

  •  
    Nombre:
  •  
    Lugar:
  •  
    Escribe tu petición:
  •